“Las evaluaciones nos permiten mejorar”: Rosario Robles

A dos años de haberse puesto en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el diálogo permanente con Organizaciones de la Sociedad Civil, miembros de la academia y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) ha permitido mejorar el diseño de la estrategia y asegurar los buenos resultados, señaló la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles.

“Hemos avanzado y creemos que las evaluaciones nos permiten mejorar. De lo que se trata es de una mejora continua, así vemos nosotros la evaluación”, aseguró la titular de la Sedesol durante su intervención en el coloquio Una Cruzada Abierta, de la Evaluación a la Acción.

En el evento realizado hoy en el Colegio de San Ildefonso, expertos presentaron sus investigaciones y sugerencias acerca de los logros y retos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

“La amplia evaluación de las políticas sociales nos servirán a los ciudadanos y ciudadanas, pero sobre todo a funcionarios públicos, para documentar con verdad las dimensiones del hambre y la pobreza en el país, los avances obtenidos en el diseño e implantación de las políticas públicas y el esfuerzo que se debe realizar”, dijo Gustavo Gordillo, consultor de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Teresa Shamah, investigadora del Instituto Nacional de Ciencias Médicas, aseguró que conforme a los estudios realizados en diversos municipios pertenecientes a la Cruzada, el programa Tarjeta SinHambre demostró tener un efecto protector en el indicador de bajo peso en los niños menores de 5 años.

En su intervención, Abelardo Ávila Curiel, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas Salvador Zubirán presentó la Evaluación del Modelo Integral Mideconn, que identifica carencias  en la nutrición de la niñez. Pese a que es necesario seguir trabajando, dijo, en la zona de la Montaña de Guerrero se ha logrado un incremento en la ganancia de peso de niños que padecían desnutrición grave de casi del 300 por ciento.

Alejandro Montano Guzmán, presidente de la Comisión de Desarrollo Social del Congreso de la Unión, destacó que a dos años de su puesta en marcha, la Cruzada mejora la alimentación de poco más 4 millones de personas con nombre, apellido y lugar: “el padrón de beneficiarios es un instrumento esencial para dar un salto hacia adelante en la política de desarrollo social”.

Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval, señaló como aciertos de la CNCH la correcta ubicación de la población vulnerable gracias al uso de los indicadores de pobreza; la coordinación institucional mediante la Sedesol; los cambios en las reglas de operación de distinto programas para su adecuada integración a la Cruzada, y el uso del Cuestionario Único de Información Socioeconómica (CUIS) gracias al que se identifican las necesidades de la población en pobreza extrema de alimentación.

PRESENTACIONES EN EL COLOQUIO



 


Informativo

i5

Informativo Sin Hambre N. 8

Leer más Ver todos los informativos